El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del 3 de marzo confirmó la priorización en la vacunación a personas trasplantadas, personas con enfermedad renal crónica que tienen que realizar diálisis, pacientes oncológicos en tratamiento o pacientes con inmunodepresión.

Se trata de un nuevo grupo a vacunar que comenzará una vez haya finalizado el de mayores de 80 años, tal y como anunció posteriormente en rueda de prensa José María Vergeles, Consejero de Sanidad y Servicios Sociales de Extremadura.

Desde FEDER:

- celebramos esta noticia, uniéndonos y reconociendo a la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), entidad que lleva meses trabajando para priorizar al colectivo de pacientes crónicos dentro de la estrategia.

- instamos a dar continuidad a este paso, contemplando de igual forma otros colectivos vulnerables y sus cuidadores, como ocurre en el caso de las personas con enfermedades raras y sin diagnóstico.

El movimiento asociativo de enfermedades raras está especialmente preocupado por la importancia garantizar un entorno seguro para el paciente, sobre todo para aquellos menores de 16 años que no pueden optar a la vacunación.

En este sentido, queremos incidir en que es fundamental proteger a las figuras de cuidado, que ofrecen una labor muy difícil de sustituir.

 

Las personas con ER y sus cuidadoras, especialmente vulnerables

FEDER insiste que la COVID-19 ha posicionado a los 3 millones de personas con enfermedades raras o sin diagnóstico en España en una situación de mayor vulnerabilidad. Esta situación se debe:

1. A que las personas con enfermedades raras han constituido siempre un colectivo de alto riesgo al convivir con patologías genéticas, crónicas, multisistémicas y degenerativas en gran parte de los casos.

2. A esta realidad se suman ahora las consecuencias de la pandemia, lo cual ha agravado aún más su situación. Sólo en la primera ola, el 91% del cuidado de estas personas se vio interrumpido, lo que incluye pruebas diagnósticas o tratamientos hospitalarios.

3. El miedo al posible contagio y al desconocimiento de las posibles interacciones del virus o de la propia vacuna con la patología con la que conviven, que preocupan al 73% del colectivo.

Última actualización: 04/03/2021.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pin It