Detalles de la patología: Kallmann, Síndrome de


    Nombre: Kallmann, Síndrome de
    Patologia1: Hipogonadismo Hipogonadotrópico Congénito con Anosmia
    Patologia2: Secuencia Patológica Olfato-Genital
    Tipo de patología: Enfermedades Endocrinas, Nutricionales y Metabólicas

    Descripción:
    El síndrome de Kallmann es una enfermedad genética del desarrollo embrionario caracterizada por la asociación de un hipogonadismo hipogonadotrófico por déficit de hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) y de una anosmia o hiposmia (con hipoplasia o aplasia de los bulbos olfativos). Se estima una prevalencia de 1/8.000 en chicos y 1/40.000 en chicas, aunque puede estar subestimada. Muchos casos se diagnostican en la pubertad debido a la falta de desarrollo sexual, pero el SK también puede sospecharse en niños con criptorquidismo y micropene. Los principales signos clínicos consisten en la ausencia de una pubertad espontánea y una pérdida total o parcial del olfato en ambos sexos. Pueden darse otras anomalías, como movimientos en espejo de los miembros superiores (sincinesias contralaterales de imitación), una aplasia renal unilateral (o, a veces, bilateral, no viable), una hendidura labial o palatina, una agenesia dental o sordera. El síndrome de Kallmann se debe a un defecto en el desarrollo del sistema olfativo y en la migración embrionaria de las neuronas que sintetizan la GnRH, desde el epitelio olfativo a la región hipotalámica del cerebro. La mayoría de casos descritos eran esporádicos. Se han descrito tres tipos de herencia en las formas familiares: recesiva ligada al X, autosómica dominante (con penetrancia incompleta) y, más raramente, autosómica recesiva. Sin embargo, en una proporción indeterminada de pacientes, la transmisión puede ser digénica u oligogénica. Hasta la fecha, se han identificado cinco genes responsables de la enfermedad: KAL1 (Xp22.3), responsable de la forma ligada al X, y FGFR1 (8p12) FGF8 (10q24), PROKR2 (20p13), y PROK2 (3p21.1), implicados en las formas de transmisión autosómicas. Quedan genes por asociar a la enfermedad, ya que las mutaciones en los genes identificados hasta el momento se detectan únicamente en menos de un 30% de casos. Los métodos de diagnóstico biológico consisten en evaluaciones hormonales (medición de hormonas sexuales, test de estimulación con GnRH) y en una evaluación cuantitativa y cualitativa del sentido del olfato (olfatometría). Un análisis morfológico de los bulbos olfativos en imagen por resonancia magnética (RM) puede ser útil (especialmente en niños pequeños, cuyo sentido del olfato es difícil de evaluar). El diagnóstico diferencial incluye el déficit aislado de GnRH (hipogonadismo hipogonadotrófico sin anosmia) y el síndrome CHARGE (ver término), que combina el síndrome de Kallmann con otras anomalías del desarrollo embrionario. El consejo genético debe adaptarse a cada familia. Debe tenerse en cuenta la alta variabilidad fenotípica, incluso dentro de una misma familia, así como la posibilidad, en casos esporádicos, de que sean consecuencia de una neo-mutación del gen FGFR1. La terapia de sustitución hormonal se usa para inducir la pubertad y, más adelante, para inducir la fertilidad. En la actualidad, no existe tratamiento para la anosmia. Gracias al tratamiento hormonal, la pubertad se produce en todos los casos y la fertilidad se obtiene en la mayoría. *Autor: Dr. J-P. Hardelin (Febrero 2009)*.

    Entidades Relacionadas: