Detalles de la patología: Fatiga Crónica, Síndrome de


    Nombre: Fatiga Crónica, Síndrome de
    Patologia1: Encefalomielitis Miálgica
    Tipo de patología: Enfemedades del Sistema Nervioso

    Descripción:
    El síndrome de la fatiga crónica se caracteriza por una fatiga crónica extremadamente intensa de causa desconocida. No es una enfermedad rara. La prevalencia se estima entre 0,4 y 1%. El síndrome de la fatiga crónica es más habitual en mujeres que en hombres (proporción mujer/hombre de 4:1). Generalmente ocurre en mujeres jóvenes, entre los 20 y 40 años de edad. Los pacientes sufren una fatiga incapacitante, que no mejora con el reposo y que se amplifica por la actividad física o mental. Son frecuentes los problemas de concentración y memoria. Para algunas pacientes resulta imposible continuar con su actividad profesional. De forma habitual, los pacientes presentan síntomas vírales como: fiebre, dolor de garganta, cefaleas y debilidad muscular generalizada, que puede estar asociada a mialgias y artralgias. Este trastorno puede conducir a depresión. La etiología permanece desconocida, pero es posible que el origen sea multifactorial. Agentes virales u otros agentes infecciosos, disfunción inmunitaria y desregulación hormonal, podrían estar implicados en la etiología de la enfermedad. El síndrome de fatiga crónica es un diagnóstico de exclusión. Deben realizarse conteos sanguíneos, análisis de sangre y de suero y pruebas de función tiroidea. El diagnóstico se determina si cuatro o más de los siguientes síntomas están presentes durante un mínimo de seis meses: pérdida de memoria a corto plazo o dificultad de concentración, dolor de garganta, dolor en los ganglios linfáticos cervicales o axilares, dolor muscular, dolor articular sin enrojecimiento o hinchazón, dolores fuertes de cabeza de gravedad y características no habituales, sueño no reparador y malestar general post-ejercicio prolongado. Los diagnósticos diferenciales son numerosos e incluyen en particular: cánceres, enfermedades hepáticas y renales, enfermedades hormonales y algunas enfermedades autoinmunes. La depresión también debe ser descartada, ya que un 80% de los casos de fatiga inexplicable corresponden en realidad a una depresión. El manejo incluye la prescripción de antidepresivos junto con bajas dosis de antiinflamatorios no esteroideos. Se recomienda actividad física moderada. La terapia cognitiva y comportamental puede ser beneficiosa. Cerca del 50% de los pacientes se recuperan dentro de los primeros cinco años después de aparecer los primeros síntomas de la enfermedad. Sin embargo, el síndrome de la fatiga crónica a menudo sigue un curso cíclico. Revisores expertos Pr Pierre-Yves HATRON Última actualización: Abril 2009

    Entidades Relacionadas: