Mandalas, visitas históricas, cuentos, encuentros medievales, alegría, sueños y esperanza fueron los ingredientes principales de la I Jornada Lúdico Reflexiva que la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) organizó en el marco del Proyecto AcogER y que se realizó entre el 26 y el 28 de junio en el Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedades Raras y sus Familias (Centro CREER) de Burgos. 

El proyecto AcogER viene desarrollándose desde el 2013 y busca mejorar la calidad de vida de aquellos menores que conviven con una enfermedad poco frecuente y que requieren ser atendidos por el Sistema de Protección a la Infancia (SPI).

A través de este proyecto, FEDER quiere apoyar al equipo profesional de los centros de protección, a las posibles familias acogedoras y a las familias biológicas brindándoles toda la información y formación sobre las enfermedades raras. Vale señalar que este proyecto cuanta con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a través de la convocatoria del IRPF y con el CREER.

Una jornada lúdica, creativa e innovadora con y por los niños y niñas con EPF

En esta jornada piloto participaron alrededor de una docena de niños con enfermedades poco frecuentes que pertenecen al Sistema de Protección a la Infancia y quienes, durante tres días, pudieron disfrutar de diferentes actividades lúdicas y de ocio inclusivo.

Las diferentes actividades de la Jornada se repartieron durante estos días. El primer día, participaron en un taller de caracterización y elaboración de mandalas sobre piedras en la que los niños y niñas dieron rienda suelta a su creatividad. Posteriormente, formaron parte de un Encuentro.

El segundo día se inició con una excursión al Centro de Arqueología Experimental de Atapuerca. Durante esta excursión, los menores pudieron conocer y experimentar de cerca cómo eran los procesos de elaboración y uso de las herramientas, cabañas, tejidos, cerámica u obras de arte del pasado. En la tarde, se trasladaron al Pueblo de Salgüero de Juarros para vivir una experiencia de safari prehistórico en jeep con la visita al Paleolítico Vivo. 

Finalmente, la Jornada concluyó el tercer día con un taller bajo el lema “Sueños y Pesadillas” realizado por el Departamento de Educación del CREER en el que a través de música y dinámicas lúdicas cada uno de los niños y niñas pudieron expresar cómo se sienten respecto a la situación con la que conviven.El día culminó con una velada de cuentos e historias narradas por los propios niños y niñas. Medieval para conocer a los diferentes personajes históricos de Burgos y aprender a relajarse. Para terminar el día, los niños disfrutaron de una velada llena de juegos y actividades recreativas.

Un reto a futuro

Gracias a estas actividades y con esta Jornada piloto, FEDER busca incorporar dentro del Proyecto AcogER la perspectiva de los propios menores que conviven con una Enfermedad Poco Frecuente y que buscan una familia de acogida; para de esta forma mejorar su campo de acción dentro de un proyecto que precisamente nace por y para ellos.

Esta I Jornada Lúdico Reflexiva es una iniciativa novedosa que transforma a los menores en los verdaderos protagonistas, integrando su experiencia en el proyecto con el fin de adaptarlo a sus necesidades.

El principal reto es que este tipo de experiencias y jornadas puedan mantenerse a lo largo del tiempo como una iniciativa inclusiva; pero además el reto será que el IMSERSO en trabajo coordinado con FEDER pueda ofrecer estas alternativas de ocio inclusivo a los menores atendidos por el Sistema de Protección a la Infancia.

Última actualización: 06 de julio de 2018.

 

Pin It