¿Qué es una Enfermedad Rara?

Es una enfermedad que tiene una baja frecuencia en la población. Para ser considerada como rara, cada enfermedad específica sólo puede afectar a un número limitado de personas. Concretamente, cuando afecta a menos de 5 de cada 10.000 habitantes.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen cerca de 7.000 enfermedades raras que afectan al 7% de la población mundial.

Esto significa 3 millones de españoles, 27 millones de europeos y 42 millones de personas en Iberoamérica.

Fuente: OMS

Características que definen a las enfermedades raras

Las enfermedades raras son, en su mayor parte, crónicas y degenerativas. De hecho, el 65% de estas patologías son graves e invalidantes y se caracterizan por:

  • Comienzo precoz en la vida (2 de cada 3 aparecen antes de los dos años)
  • Dolores crónicos (1 de cada 5 enfermos)
  • El desarrollo de déficit motor, sensorial o intelectual en la mitad de los casos, que originan una discapacidad en la autonomía (1 de cada 3 casos);
  • En casi la mitad de los casos el pronóstico vital está en juego, ya que a las enfermedades raras se le puede atribuir el 35% de las muertes antes de un año, del 10% entre 1 y 5 años y el 12% entre los 5 y 15 años.

Fuente: FEDER

Problemática de las enfermedades raras derivadas de sus características

  • Son enfermedades mal conocidas.
  • En general, son enfermedades hereditarias y habitualmente van a iniciarse en edad pediátrica.
  • Tienen carácter crónico, muchas veces progresivo, y con frecuencia se acompañan de deficiencias psicomotoras.
  • Requieren estudios genéticos muy especializados.
  • Necesitan seguimiento multidisciplinar y coordinación entre centros y servicios.
  • Tienen escasa rentabilidad para el Sistema Nacional de Salud.
  • Escasa disponibilidad de medicamentos, de baja rentabilidad para la industria.
  • Especiales necesidades de cuidado, rehabilitación y apoyo familiar.
  • Desconocimiento y desinformación de los profesionales.
  • Complejidad etiológica, diagnóstica y evolutiva.
  • Ausencia de terapias.
  • Alta morbi-mortalidad.
  • Altos niveles de discapacidad-dependencia.
  • Fuerte carga económica y familiar.
  • Co-morbilidad de los familiares.
  • Problemas educativos y laborales.

Fuente: Información contenida en el Estudio ENSERio I que traslada las principales conclusiones de la ponencia de estudio encargada de analizar la situación de los pacientes con enfermedades raras (Senado 2007)