• ¡Lleva el reto a tu comunidad!

  • Cualquier centro interesado puede llevar a cabo esta iniciativa que busca involucrar no sólo a los alumnos, sino también al profesorado. A través de un formulario online, el Área de Inclusión de FEDER puede conocer el propio centro educativo para poder enfocar mejor la iniciativa. Contacta con Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

    El proyecto ‘Asume un reto poco frecuente’ impulsado desde la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) junto a Sanofi Genzyme estrena identidad gráfica en el inicio del curso 2016-2017. La iniciativa, que ha conseguido alcanzar un total de 11.123 alumnos y de 75 centros educativos de toda España desde que comenzara a desarrollarse en 2014, arranca de nuevo buscando la inclusión de los menores con estas patologías.

    «La necesidad de dotar de una nueva imagen a ‘Asume un reto poco frecuente’ es el reflejo del crecimiento que está experimentando el proyecto» explica Juan Carrión, Presidente de FEDER. Y es que, a lo largo de los tres últimos años, la iniciativa ha triplicado el número de centros participantes, lo que «nos lleva a desarrollar un material didáctico nuevo capaz de ampliar las oportunidades que el proyecto ofrece a profesores y alumnos» acredita Carrión. 

    El pasado curso 2015-2016 el proyecto contaba con 4.739 alumnos. Este año, ‘Asume un reto poco frecuente’ ha conseguido además llegar al alumnado de los últimos niveles de Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato de toda la geografía española. Así, durante el último ciclo escolar, la iniciativa se ha desarrollado en Andalucía, Canarias, Castilla y León, la Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Extremadura y País Vasco, alcanzando el compromiso de un total de 33 centros educativos.

    Integrar las diferencias

    ‘Asume un reto poco frecuente’ se define como un proyecto trasversal de la Federación para lograr la inclusión de los menores con enfermedades raras durante la etapa escolar. La diversidad, el respecto a las diferencias, la solidaridad y la igualdad de oportunidades son los principales valores que lo definen.

    Por eso, «la nueva imagen busca establecer un paralelismo con el mensaje del proyecto: la inclusión de las diferencias» explica Carrión. De esta forma, «buscamos romper con los estereotipos que se tienen sobre los menores que conviven con ER así como con aquellos que suelen definir al colectivo adolescente y juvenil».

    La diversidad como protagonista

    El programa de ‘Asume un reto poco frecuente’ se divide en diversos módulos y múltiples actividades enfocadas al respeto a la diversidad y la concienciación. A través de un role-playing, los menores podrán ponerse en la piel de otros jóvenes que, con su edad, conviven con alguna de estas patologías.

    Una implicación que también se fomenta a través de la colaboración de los menores de forma que son ellos, los alumnos, quienes pueden llevar a cabo diferentes actividades para colaborar con las familias. Son muchos los proyectos que los mismos alumnos han impulsado: desde mercadillos solidarios hasta festivales benéficos, pasando por carreras y marchas solidarias o actividades de sensibilización.

    Como resultado, «la labor del proyecto se amplía más allá, haciendo de los protagonistas partícipes activos de la causa y de su imaginación e iniciativa la herramienta para contribuir a la sensibilización de más personas», ha resumido Juan Carrión, Presidente de FEDER.

    Todo ello «sería impensable sin el apoyo de Sanofi Genzyme -subraya Carrión-, cuya implicación y compromiso nos acompaña en este reto y nos permite consolidarlo año tras año llegando cada vez a más personas».

    La inclusión: un reto para las personas con ER

    Los resultados de la última edición de este proyecto triplican a los obtenidos en su primer año, «lo que pone de relieve que cada año continuamos creciendo, consolidando nuestros proyectos y, lo que es más importante, trabajando la concienciación de cada vez más jóvenes» explica Carrión. Y es que, aún a día de hoy, cerca del 30% de las personas con ER se han sentido discriminadas alguna vez en el ámbito educativo por motivo de su enfermedad.

    En la actualidad, FEDER está consolidando su área de inclusión; de hecho, los beneficiarios de sus proyectos se cifran ya en 33.737 a través de la participación de un total de 315 centros. Todo ello con el objetivo de dar respuesta a las dificultades de los menores con ER, ya que, si bien es cierto que la complejidad clínica de estas patologías es muy característica, «debemos tener en cuenta que, en ocasiones, las barreas que los pequeños encuentran en su desarrollo no sólo responden a las consecuencias médicas de la enfermedad, sino también a las repercusiones sociales que las mismas conllevan». 

    21/09/2016.