La enfermedad de Kawasaki es una enfermedad aguda y autolimitada, que afecta mayormente a niños menores de cinco años de edad.

El Dr. Tomisaku Kawasaki la describió en 1967, en Japón, país donde la incidencia de la enfermedad es mayor.

La enfermedad de Kawasaki puede ser de difícil diagnóstico ya que posee síntomas similares a muchas enfermedades comunes de la infancia. Se desconoce la causa y no existe una prueba diagnóstica específica, ante la presencia de síntomas, el médico en base a su conocimiento y experiencia, debe hacer un diagnóstico clínico.

Al ser una vasculitis sistémica (inflamación de los vasos de mediano y pequeño tamaño), cualquier órgano o sistema puede verse afectado. La complicación más temida de la enfermedad de Kawasaki es la inflamación de las arterias del corazón (coronarias), si esto ocurre, puede ocasionar problemas cardíacos que pueden llegar a ser muy graves.

Si la Enfermedad de Kawasaki es diagnosticada y tratada a tiempo, el porcentaje de secuelas en los niños que la padecen, se reduce de un 30 % a un 5 %.

La dificultad que presenta su diagnóstico y el desconocimiento de las particularidades de esta enfermedad, hace que en muchos casos, el diagnóstico sea tardío, o que se confunda con otras enfermedades, provocando secuelas con consecuencias muchas veces nefastas, por lo que es de vital importancia que se tenga conocimiento de su existencia, y de los síntomas de alarma, para poder hacer un diagnóstico correcto y a tiempo.

En Asenkawa asumen el compromiso de concienciar, sensibilizar e informar sobre la Enfermedad de Kawasaki, para salvar muchos corazones a tiempo y desde aquí os invitan a uniros a su lucha en el día Internacional de Concienciación de la Enfermedad de Kawasaki.

 

 

Pin It