Fuente: Guerreros Púrpura | Hoy se ha inaugurado la sala San Vicente, la unidad de hospitalización de neurología, del Hospital Niño Jesús. La unidad, donde ingresan 900 niños al año, ha sido remodelada por el Servicio Madrileño de Salud en colaboración con Guerreros Púrpura.

 

El Hospital Infantil Universitario Niño Jesús es centro de referencia nacional en muchas enfermedades neurológicas, metabólicas y endocrinas y al que son derivados niños de fuera de Madrid desde sus hospitales de referencia, luego este proyecto ayuda a menores de toda España.

 

Este proyecto aúna todos los objetivos que tenemos como asociación: apoyar la investigación de enfermedades, mejorar la calidad de vida de los niños y sus familiares, apoyar la educación y las terapias de rehabilitación para los peques y, por supuesto, fomentar las actividades de ocio y tiempo libre.

 

Con una aportación de 164.577,40€ hemos participado en mejoras centradas en la tecnología y bienestar de los pequeños pacientes y sus familias durante la hospitalización.

 

Nuestras aportaciones a la Sala San Vicente

• Baño adaptado para niños con movilidad reducida

Algunos pacientes permanecen encamados, para facilitar su aseo hemos dispuesto un baño con una bañera elevable y una grúa eléctrica. Esto hace que el momento del baño sea más placentero para los niños y más manejable para las enfermeras.

Los bebés también tendrán su propia bañera, plegable y de fácil transporte a cada una de las habitaciones.

 

• Sistema de alarma por crisis epiléptica La mayoría de estos niños tienen epilepsia y sufren crisis. Cuando se produce una crisis epiléptica es muy importante que las enfermeras y los médicos actúen rápidamente. En la habitación habrá un pulsador de crisis que activa una alarma al busca de enfermeras y posterior estudio por parte de los sanitarios.

 

• Sistema de videoconferencia para médicos

Permite a los médicos conectarse con otros hospitales y mantener así reuniones de equipo. Consultas por videollamada sin necesidad que las familias tengan que desplazarse al hospital.

En ingresos de niños con enfermedades infecciosas permite una comunicación fluida sin poner en riesgo al personal sanitario y entrando a la habitación sólo cuando es imprescindible.

 

• Tablet para uso personal de pacientes

Cada niño y familia tendrá una tablet en la habitación para su uso personal, ya sea para ver una película, seguir sus clases si es posible, jugar en red con sus amigos o hacer una videollamada a sus familiares.

 

• Nuevos espacios: sala de integración sensorial, aula y sala de juegos y estar de padres.

Aprovechando al máximo el espacio de la terraza acristalada hemos pensado en el ocio de los más pequeños y el descanso y respiro de los familiares. Contamos con una sala acolchada preparada para que los niños ingresados puedan jugar con sus familiares y otros pequeños, también pensada como sala de integración sensorial donde realizar fisioterapia, logopedia y terapia ocupacional. Con estos tratamientos la recuperación de los niños es más rápida, acortando los ingresos incluso evitando otras complicaciones en su salud.

También un aula pensada tanto para los más pequeños como para adolescentes para que puedan continuar con sus estudios. Cuentan con espacios y materiales para cada edad.

Y por último, un pequeño office en el que pueden comer los padres o tomar un café, compartiendo tiempo y experiencias con otros padres en una situación similar.

El poder comer en la misma planta permite que se reduzca el tiempo en comer y el gasto que supone para las familias pasar tanto tiempo fuera de casa.

 

Todo esto ha sido posible gracias a todas las entidades colaboradoras, colegios, ayuntamientos, asociaciones, patrocinadores y artistas que nos han ayudado con sus donaciones o participado en nuestros eventos. En este proyecto hay un poco de todos.

 

Publicado 24/11/2021

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pin It