Fuente: Servimedia | Asepeyo mantendrá el pago de la prestación a familias con niños con enfermedades raras ante el “extraordinario momento que estamos viviendo” y a pesar de que la normativa aprobada para la adopción de medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente a la Covid-19 solo es de aplicación al progenitor beneficiario de la prestación en caso de ERTE.

Así lo explicaron a Servimedia este viernes fuentes de la mutua en respuesta a la Federación Española de Enfermedades Raras (Feder), que alertó este miércoles de que la mutua venía “suspendiendo” la prestación cuando es el progenitor no beneficiario quien entra en un ERTE.

Una circunstancia por la que, según Feder, “muchas” familias de menores con estas patologías están dejando de recibir la prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave debido a los “criterios restrictivos” de algunas mutuas como Asepeyo con motivo del estado de alarma.

Desde la mutua, las mismas fuentes precisaron que el “criterio” que sigue la compañía se basa en la normativa aprobada para la adopción de medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente a la Covid-19, concretamente en la disposición adicional vigésimosegunda del Real decreto 11/2020.

“Esta norma solo es de aplicación al progenitor beneficiario de la prestación, por lo que no sería extrapolable cuando es el progenitor no beneficiario el que se ve afectado por un ERTE”, puntualizaron las mismas fuentes.

Sin embargo, ante las “diferentes interpretaciones que se plantean” y lo “extraordinario” del contexto actual, la mutua ha decidido mantener el pago de la prestación a la espera de la respuesta a la consulta que ha realizado a la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social sobre esta situación.

Feder subrayó que esta prestación cubre la pérdida de ingresos que sufren los padres al tener que reducir su jornada laboral para atender a los cuidados “directos, continuos y permanentes” que requieren sus hijos. Por ello, junto a Cermi, reclamó al Gobierno que adoptara las medidas “oportunas” para que “excepcionalmente” no se suspendiera la prestación a las familias incluidas en un ERTE.

Una demanda que se recogió en la disposición adicional vigésimo segunda del Real Decreto Ley 11/2020 de 31 de marzo, aunque, para el presidente de Feder, Juan Carrión, su redacción “no deja claro qué sucede si quien entra en el ERTE no es el beneficiario sino el otro progenitor”. “Es precisamente este último punto el que no todas las mutuas o entidades colaboradoras que gestionan la prestación están interpretando de igual forma, dando pie a una realidad totalmente desigual”, lamentó.

Para evitar la suspensión de la prestación a estas familias, Feder se ha dirigido a la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social para solicitar la emisión de un oficio de carácter vinculante dirigido a las mutuas que proporcione un “contexto de seguridad jurídica e igualdad” en el mantenimiento de la prestación y “proteja” a las familias beneficiarias de la prestación en caso de que estén incluidas en un ERTE como consecuencia de la pandemia.

Última actualización: 11/05/2020.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pin It