Detalles de la patología: Sensibilidad Química Múltiple, Síndrome


    Nombre: Sensibilidad Química Múltiple, Síndrome
    Patologia1: Intolerancia Idiopática, Síndrome

    Descripción:
    El Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM), también denominado Intolerancia Química Múltiple o Sensibilidad Ambiental Idiopática, es una patología adquirida que se caracteriza por síntomas recurrentes en respuesta a bajos niveles de exposición a sustancias químicas. Es un trastorno orgánico(no psicosomático), crónico, adquirido, de la respuesta fisiológica de los enfermos frente a una multiplicidad de agentes y componentes muy variados que se encuentran en el medio ambiente (los agentes causantes son de lo más variado, van desde agentes ambientales, como las pinturas y el humo, pasando por plaguicidas y disolventes hasta el calor o el herpes zoster, incluidos alimentos, aditivos y/o conservantes alimentarios, excipientes y medicamentos, etc), diferente a la alergia (reacción inmunológica), a la intoxicación ó a la somatización. Los síntomas implican generalmente varios sistemas y aparatos entre los que destacan: sistema nervioso central, circulatorio, respiratorio, trastornos metabólicos y endocrinos, y tracto gastrointestinal. Desde el 1 de Enero de 2016 la clasificación CIE-10-ES es la clasificación de referencia para la codificación clínica y registro de morbilidad en España sustituyendo a CIE-9-MC. La SQM ha sido incluida en el listado de enfermedades CIE-9 de España con el código 955.3 En el CIE-10 está con el código T78.40 (ALERGIAS / SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE) El Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo, dependiente del Ministerio de Trabajo, recoge esta patología en su NTP 557: Intolerancia ambiental idiopática (IAl): Sensibilidad Química Múltiple (SQM) y fenómenos asociados. El Ministerio de Sanidad y Política Social de España dio luz verde, en noviembre de 2011, a la difusión de un Documento de Consenso sobre Sensibilidad Química Múltiple que reconoce la existencia del colectivo de afectados por esta patología. Dicho Documento ha sido aprobado unánimemente por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el día 3 de octubre de 2012. El Documento de Consenso se puede encontrar en esta referencia. La SQM puede ir acompañada de otras entidades comórbidas como la Electrosensibilidad, el Síndrome De Fatiga Crónica/Encefalomielitis Miálgica, el Síndrome del Intestino Permeable, el Colon Irritable, el Síndrome Metabólico, el Síndrome de Dolor Miofascial, Migrañas, Alergias, Cistitis Intersticial, Endometriosis, Depresión Reactiva, etc. que complican la situación del paciente Se trata, por tanto, de una patología emergente, actualmente incurables (no existe consenso universal), crónicas, devastadoras, con un gran impacto en la vida del enfermo y una importante repercusión en su estado anímico, debido a las limitaciones y a las pérdidas (laborales, económicas, familiares, sociales, de rol, etc.) que conlleva su padecimiento, así como al desconocimiento general sobre estas patologías y a la incomprensión, no sólo social, sino de gran parte de la comunidad sanitaria. la SQM implica serias limitaciones para la vida cotidiana, ya que el afectado no puede: - Viajar en medios de transporte público. - Permanecer en lugares públicos de obligada asistencia: oficinas para realizar trámites, consultas médicas, etc. - Permanecer en otros lugares públicos: supermercados, tiendas, cines, restaurantes, etc. - Utilizar aseos públicos. - Caminar o pasear por calles que estén siendo asfaltadas, o cuyas aceras estén siendo reparadas, o se estén realizando obras de cualquier tipo. - Caminar por calles con mucho tráfico, o con tráfico lento debido a semáforos, atascos, etc. - Caminar o pasear en zonas cercanas a parques o jardines que estén siendo fumigados, abonados, etc. o lo hayan sido recientemente. - Visitar viviendas de familiares o amigos, salvo que hayan sido adaptadas a las necesidades del afectado. - Acudir a centros hospitalarios que no estén adaptados a sus necesidades. El afectado por SQM tiene necesidad de utilizar productos especiales en todas las ramas de la vida: aseo personal, limpieza doméstica, alimentación, etc., así como utilizar mascarilla , purificador de aire y otros aparatos que les permitan no recibir el 100% del impacto de los tóxicos que se encuentran en el ambiente. Una exposición a tóxicos, por pequeña que sea, producirá graves problemas de salud, de forma que la persona afectada no será capaz ni siquiera de cuidar de sí misma. Información aportada por la Asociación de Afectados por SFC y por el Síndrome de SQM de Madrid

    Entidades Relacionadas: